perro paseando por el parque
Ante el importante volumen de excrementos, el Ayuntamiento de Zaragoza lanza la campaña “Nos gusta tu perro, sus cacas no. ¡Recógelas!” para concienciar sobre el uso de bolsas y botellas de agua para retirar cualquier residuo

Zaragoza planta cara a las cacas de perro en la vía pública, uno de los principales motivos de queja de los ciudadanos. En la capital aragonesa hay censados alrededor de 55.000 perros, que realizan sus necesidades en la vía pública una media de dos veces al día, y como han informado desde el Ayuntamiento, muchas siguen sin ser recogidas por sus propietarios. Por ello, desde el consistorio cuentan con un servicio especial de vehículos “motocan” de la empresa FCC Medio Ambiente, que cada año recoge alrededor de 13.000 kilos de excrementos. Para concienciar sobre el problema, lanzan la campaña “Nos gusta tu perro, sus cacas no. ¡Recógelas!

Al elevado volumen de residuos en las calles y parques se suma lo recogido en las 554 papeleras tipo “sanecan” que se encuentran distribuidas por la ciudad y lo que retiran el resto de servicios (barrido manual, máquinas barredoras, baldeos…). En cifras económicas, el Ayuntamiento destina más de 450.000 euros anuales a este servicio especial y al mantenimiento y limpieza de las papeleras “sanecan”.

Ante el elevado volumen de recogida anual y el malestar que provoca en los ciudadanos encontrarse con excrementos en la vía pública, el área de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con FCC Medio Ambiente, ha puesto en marcha una campaña de concienciación para visibilizar el problema que ocasiona esta falta de civismo de algunos dueños de mascotas. Bajo el lema “Nos gusta tu perro, sus cacas no. ¡Recógelas!”, se intenta llamar la atención de los implicados para que utilicen bolsas y retiren las cacas de su mascota de las calles y jardines de la ciudad y las depositen en papeleras.

“Queremos concienciar a la ciudadanía de que no basta con los recursos que cada año se destinan para limpiar, sino que la forma de mantener bien nuestras calles y nuestras zonas verdes requiere compromiso e implicación por parte de todos; Zaragoza es una ciudad pet friendly y nos enorgullece estar desarrollando áreas de esparcimiento canino para mejorar el bienestar animal, pero al mismo tiempo es necesario responsabilidad de los dueños de mascotas para que retiren las cacas de su perro de la vía pública y utilicen botellas con agua y vinagre para minimizar malos olores y daños al mobiliario derivados de la orina”, expuso la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca.

BOTELLITAS DE AGUA Y VINAGRE

Además de los excrementos, desde hace varios años se está fomentando el uso de pequeñas botellas que los propietarios de mascota llevan para limpiar el pipí. Mezclando en partes iguales agua con vinagre, esta mezcla se aplicaría sobre la orina para diluirla y minimizar el mal olor y evitar que el orín penetre en aceras, paredes y materiales porosos del mobiliario urbano.

LO MÁS VISTO