Obras calle Celma
Las obras han dado comienzo este martes y se prolongarán seis meses | Foto: Laura Trives

El Casco Histórico contará, en un plazo de seis meses, con una nueva vía de prioridad peatonal. Será la calle Celma, que une el paseo de Echegaray y Caballero con la plaza Santo Domingo, para la cual el Ayuntamiento de Zaragoza va a invertir 341.842 euros. Se trata de una actuación que da continuidad a la reforma ya ejecutada de la calle Predicadores y que convertirá a esta calle en una vía de plataforma única, sin barreras arquitectónicas y con arbolado.

«Vamos a seguir revitalizando una zona con un importante valor histórico. Vamos a conectar y hacer de Celma una vía de paseo hacia el Parque de San Pablo y la ribera. Pacificando el tráfico y mejorando la accesibilidad de los equipamientos próximos», ha explicado la concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero.

La reforma dotará a la calle de aceras más anchas, una línea de aparcamiento y una banda verde, donde se incorporarán cinco árboles de pequeño porte y arbustos. Junto a ellos habrá varios bancos y papeleras. La actuación incluye además la renovación de las tuberías de abastecimiento de agua, las de saneamiento y todo el alumbrado. También se duplicará el número de farolas de tecnología led.

La reforma reducirá las plazas de aparcamiento de la calle | Foto: Laura Trives

Esta se va a ejecutar de manera progresiva para reducir afecciones, garantizando el acceso a los garajes. «La primera parte en la que se va a trabajar es en la renovación del saneamiento durante dos meses. Luego, se renovarán las tuberías de abastecimiento. Tras esto, se pasará a zanjas más superficiales y posteriormente se terminará con la pavimentación«, ha apuntado el Jefe de la Oficina del Viario Público, Jesús Giménez.

TRÁFICO Y AFECCIONES

Desde este martes y durante las próximas seis semanas, permanecerá cortada la mitad de la calle Celma desde Paseo Echegaray y Caballero. De esta forma, los garajes podrán entrar y salir desde la calle Santa Lucía.

Posteriormente, finalizadas las obras, la vía contará con espacio para el estacionamiento y una zona de carga y descarga en uno de los lados. Eso sí, el número de plazas se verá reducido.

REFORMA DE LA CALLE MANIFESTACIÓN

De igual forma, Cavero ha explicado que este plan de mejora de la escena urbana va a tener continuidad en los próximos meses con otra importante reforma en este entorno: la de la calle Manifestación. El Gobierno de Zaragoza aprobará esta misma semana el proyecto definitivo después de que no se hayan presentado alegaciones durante el periodo de información pública.

El Ayuntamiento de Zaragoza invertirá 701.218 euros para convertirla en un eje de prioridad peatonal con más espacio para caminar, sin barreras arquitectónicas y con velocidad limitada a 20 kilómetros por hora. También se actuará junto a la plaza de la Justicia, entre las calles Manifestación y Santa Isabel, para dar continuidad a la plataforma única y se plantará arbolado de porte medio y parterres con arbustos, vivaces y gramíneas en la zona más soleada.

LO MÁS VISTO