Bajada del Canal
La Bajada del Canal ha celebrado este domingo su 41 aniversario

Algunos aseguraban que ya desde el punto de la mañana, «más o menos desde las 8.30», llevaban afanados en la tarea de construir la mejor barca vista jamás para surcar el Canal Imperial de Aragón. Metros y metros de cinta adhesiva, unas planchas de madera y bidones de plástico (por eso de mantenerla a flote) eran suficientes y es que hoy, aunque las había de lo más profesionales, lo de menos era la embarcación. Lo de más eran las reivindicaciones que flotaban en un ambiente de jolgorio y hermanamiento entre los vecinos de Torrero, La Paz y Venecia que ya desde bien temprano tomaban la pasarela del Rincón de Goya dispuestos, un año más, a protagonizar La Bajada del Canal. Bajo el lema de «Identidad, organización y acción» y capitaneados por las asociaciones vecinales, alrededor de 400 personas se han reunido para pedir un corredor verde y peatonal al sur de Zaragoza con esta Bajada que cumple su 41 edición.

A las 10.00 (hora prevista de salida), las cervezas, sangrías y los almuerzos ya corrían entre los vecinos y la voz de Labordeta se fusionaba con instrucciones que salían de cada grupo para evitar naufragar nada más poner un pie en el agua. «Tenemos que repartir el peso y poner el pie en los laterales que si no nos vamos todos al agua», comentaba el cabecilla de un grupo de amigas y familiares. Como si de un barco pirata se tratase, la bandera negra con la calavera blanca la tenían bien preparada y la proclama más que clara: «Este año, hacemos la Bajada para salvar Canal Roya. Esa es nuestra reivindicación», explicaban.

La jornada ha tenido éxito de participación, según los organizadores

Una reivindicación que se fusionaba con muchas otras: educación y sanidad pública, transporte para los barrios rurales, igualdad de oportunidades entre los vecinos del centro de la ciudad y los barrios…Aunque si hay una que ha imperado en estas 41 ediciones es la del Plan Especial del Canal. «Llevamos muchos años haciendo que el Canal sea navegable una vez al año y llevamos muchos años luchando porque ese Plan Especial no caiga en el olvido y se cumpla todo lo allí recogido. Es un día en el que la identidad de cada uno de los vecinos se ve en las embarcaciones pero también en lo que reclaman que, normalmente, son causas sociales», explicaban Beatriz Dearriba, presidenta de la Asociación Vecinal Torrero Venecia y Germán Berbegal, presidente de la Asociación Cultural El Cantero de Torrero.

En torno a una hora más tarde de lo previsto y con la impaciencia de los navegantes como protagonista, las primeras embarcaciones comenzaban a descender las aguas del Canal sobre las 11.10. Había de todo, desde piraguas hasta barcas improvisadas hechas con palés y bidones que han resultado ser más estables de lo esperado incluso por sus propios capitanes que aplaudían sorprendidos. Entre flotadores gigantes en forma de aguacates y flamencos, destacaba una embarcación «demasiado pro», según los viandantes que no han querido perderse el espectáculo. Era «demasiado pro» porque la GS 27 (así se llamaba) poseía ni más ni menos que sillas plegables sobre los palés para que sus tripulantes disfrutaran de un agradable paseo algo más cómodos que los que iban en barquitas hinchables no muy estables.

La banda sonora la ha puesto una vecina que con su flauta dulce de plástico se encargaba de tocar la melodía de Titanic para recibir a cada embarcación que pasaba. Y como en un presagio, el naufragio llegaba también al Canal con barcos que se hundían y grumetes que se iban al agua en un día con cierzo pero igualmente caluroso. Los que no se han hundido han sido los de la Asociación Vecinal Torrero Venecia que, recreando el lienzo «La libertad guiando al pueblo» de Lacroix celebraba su 50 aniversario sobre las aguas.

Después de un recorrido que, como cada año, ha generado expectación a lo largo y ancho del Canal en su paso por la ciudad, llegaba el desembarco en el Parque de La Paz, donde los vecinos han disfrutado de una comida popular y de la lectura de un manifiesto que recogía todas sus reivindicaciones. La jornada lúdico-festiva continuará por la tarde con espectáculos para pequeños y mayores, DJ’s y un espíritu de hermanamiento vecinal que ya cuenta los días para volver a surcar el Canal al año que viene.

YouTube video

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR