El municipio más afectado con diferencia fue Vera de Moncayo, que sufrió daños por valor de 321.587 euros

La Diputación de Zaragoza ha valorado en 563.000 euros los daños que el gran incendio forestal del Moncayo causó en los bienes y las infraestructuras municipales de seis de las localidades afectadas por el fuego: Vera de Moncayo, Borja, Alcalá de Moncayo, El Buste, Añón de Moncayo y Ambel. El presidente, Juan Antonio Sánchez Quero, se ha reunido este lunes con los alcaldes de estas seis localidades para informarles de las valoraciones realizadas por los técnicos de la DPZ y de que el pago de estas ayudas directas se hará en diciembre.

“Como dije desde el primer día tanto en el incendio del Moncayo como en el de Ateca, la Diputación de Zaragoza va a abonar a los ayuntamientos el 100% de los daños que sufrieron en sus bienes y equipamientos municipales”, ha destacado Sánchez Quero tras la reunión, que se ha celebrado en la casa de las Conchas de Borja. “En el caso de Ateca solo había un municipio afectado por este tipo de daños, Moros, que tuvo pérdidas por valor de 200.000 euros, pero en el incendio del Moncayo fueron un total de seis las localidades perjudicadas por un importe que nuestros técnicos han valorado en 563.000 euros”, ha añadido.

VERA DE MONCAYO, EL MÁS AFECTADO

Según los informes del servicio de Recursos Agrarios, Vías e Infraestructuras, el municipio más afectado con diferencia fue Vera de Moncayo, que sufrió daños por valor de 321.587 euros, seguido de Borja (95.950), Alcalá de Moncayo (71.664), El Buste (39.747), Añón de Moncayo (31.193) y Ambel (3.588).

“Atendiendo al indudable interés público de las actuaciones, en todos los casos, las subvenciones las vamos a tramitar por el procedimiento de concesión directa”, ha explicado Sánchez Quero. “No obstante, al ser un gasto imprevisto no contemplado en el presupuesto, y a diferencia de lo sucedido con Moros, no tenemos dinero suficiente en las aplicaciones con las que se financian este tipo de actuaciones, por lo que vamos a tener que hacer una modificación presupuestaria que será aprobada por el pleno de la DPZ la semana que viene y que luego tendrá que salir a exposición pública durante 15 días”, ha afirmado.

El presidente ha insistido en que la modificación presupuestaria se debe a una cuestión “puramente administrativa, no de falta de fondos” y ha recalcado que las ayudas se podrán conceder en diciembre. “Serán plurianuales, así que los ayuntamientos no tendrán ningún problema con los plazos para ejecutar y justificar las actuaciones subvencionadas”, ha subrayado.

LOS AYUNTAMIENTOS PODRÁN PEDIR QUE SE REVISEN LAS VALORACIONES

Durante la reunión con los ayuntamientos afectados, algunos alcaldes se han mostrado en desacuerdo con varias de las valoraciones realizadas por los técnicos de la Diputación de Zaragoza en sus municipios, por lo que el presidente ha optado por darles la posibilidad de pedir la revisión de esas cuantificaciones. “Nosotros pagaremos el 100% de los daños, pero quien establece a cuánto ascienden esos daños son los técnicos”, ha recordado Sánchez Quero. “Los municipios que lo deseen podrán presentar las valoraciones de sus propios técnicos para ver si se acepta alguna de sus alegaciones, aunque eso supondrá que sus ayudas no podrán concederse en diciembre como las del resto de ayuntamientos. Como presidente más no puedo hacer porque hablamos de una cuestión puramente técnica”, ha explicado.

LOS DAÑOS, POR MUNICIPIOS

En Vera de Moncayo la Diputación de Zaragoza ha valorado los daños sufridos por el fuego en el paseo que lleva hasta el monasterio de Veruela (trabajos de jardinería, limpieza y desescombro, tala de arbolado, reposición de riegos y rejillas..); en las piscinas municipales (retirada de elementos dañados, vallado y cerrajería, mobiliario, iluminación, jardinería…); en el yacimiento ibérico y el poblado celtíbero; en el pabellón municipal; en el parque fluvial del río Huecha; y en la pared del cementerio.

En el Santuario de la Misericordia de Borja la valoración incluye la valla y las placas solares del camping municipal; el mobiliario deportivo; el alumbrado público; trabajos de jardinería; y un hundimiento en una calle.

En Alcalá de Moncayo la DPZ prevé costear distintas reparaciones en la red eléctrica municipal, la reposición de setos y árboles y el arreglo de los dinteles de la casa del cura.

En El Buste los informes técnicos incluyen el camino de la ermita y acometer otras reparaciones en la zona de la cola del avión estrellado en 1972 (una línea eléctrica y mobiliario), en la red de abastecimiento y en una canalización eléctrica para el bombeo desde un pozo.

En Añón de Moncayo se han cuantificado los daños en la cubierta, el vallado y la zona verde de las piscinas municipales; sendos hundimientos en la calle Zaramuro y en las vueltas del molino; en la línea eléctrica que abastece a una nave; en la zona del bombeo del agua potable; y en la señalética.

Por último, en Ambel se ha valorado que las afecciones por el fuego obligan a sustituir un hidrante.

NOTICIAS DESTACADAS