El proyecto contempla la construcción de dos bloques prefabricados, uno con capacidad para 100 nichos de una hilera y de cinco alturas

El Cementerio de Casetas contará en unas semanas con nuevos nichos y columbarios para los enterramientos. La Consejería de Urbanismo y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la dirección de Servicio de Arquitectura, decidió el pasado mes de diciembre aumentar la capacidad del complejo funerario porque las instalaciones se encontraban al límite. Así, a finales del año pasado se redactó un proyecto para trabajar en la ampliación del camposanto por valor de 156.000 euros. Además, la propuesta recoge la urbanización de la zona y edificar un nuevo muro de cerramiento del complejo.

El proyecto contempla la construcción de dos bloques prefabricados, uno con capacidad para 100 nichos de una hilera y de cinco alturas que funcionará a la vez de cierre de la parcela por su lado sur, y otro bloque a dos caras con capacidad para 160 nichos, en total 260. Por otro lado, también se están construyendo un módulo de columbarios con capacidad para 36 huecos. Está ubicado junto a un bloque de nichos del interior del cementerio.

Además, aprovechando la ampliación, se ha derribado el actual muro de cerramiento del complejo y se va a sustituir por otro nuevo en la nueva alineación. Por último, la urbanización del nuevo espacio se deja provisionalmente con un pavimento de grava compactada, a la espera de la finalización de las obras del resto del cerramiento.

Las obras, que ya están muy avanzadas, se entregarán previsiblemente a finales de marzo.

LO MÁS VISTO