Desde Zaragoza en Común han recordado que en los cuatro años anteriores se lograron crear 170 empleos

El grupo municipal de Zaragoza en Común realizó una pregunta por escrito sobre la evolución de la plantilla municipal entre el 30 de junio de 2019 y el 30 de septiembre de 2021. En su respuesta, el Gobierno PP-Cs ha reconocido que la plantilla al comienzo de la legislatura era de 5.021 en 2019 mientras que a 30 de septiembre es de 4.864, es decir, que en los primeros dos años y tres meses de gobierno PP-Cs ya se han destruido 157 empleos municipales.

Desde Zaragoza en Común han recordado que en los 4 años anteriores se lograron crear 170 empleos, por lo que prácticamente el Gobierno PP-Cs ya ha destruido todos los puestos de trabajo que el anterior gobierno municipal logró crear.

En rueda de prensa, Alberto Cubero ha declarado que “la decisión de crear o destruir empleo es política. Mientras en Zaragoza en Común creíamos en los servicios públicos y por tanto incrementábamos la plantilla municipal para fortalecerlos, la derecha apuesta por privatizar lo máximo posible y para ello su estrategia es reducirla y así justificar las privatizaciones”.

Control de las contrataciones en las sociedades municipales y organismos autónomos

Zaragoza en Común también ha solicitado al Gobierno PP-Cs que las bases para convocar ofertas de empleo en las sociedades municipales y organismos autónomos sean informadas por la oficina municipal de Recursos Humanos.

A lo largo del mandato han existido varios casos de procesos de contratación de personal de “dudosa objetividad y transparencia” y tanto Zaragoza en Común, otros grupos de la oposición y los sindicatos han denunciado que se habían diseñado específicamente para personas concretas.

Los casos más evidentes han sido los de Zaragoza Vivienda donde las bases han sido “muy polémicas”, ha destacado Cubero. “En la contratación de un arquitecto o ingeniero, los criterios fueron tan específicos que solamente el amigo del gerente los cumplió”, ha detallado.

Ahora, ha continuado, “han sacado unas bases que son igual de sospechosas y a pesar de tratarse de un puesto (responsable RRHH) que tiene un salario de casi 50.000 euros, únicamente dos personas han presentado su candidatura”.

Zaragoza en Común presentó un recurso ante estas bases y el Gobierno ha tenido que suspender el proceso y comprometerse a rehacerlas para evitar una suspensión judicial en el futuro. Un hecho similar a cuando la oposición denunció que el Imefez había valorado incorrectamente un proceso selectivo en favor de una militante del PP y el Gobierno terminó suspendiendo todo el proceso y admitiendo la irregularidad.

Ante esta forma de actuar, Cubero ha exigido “que los procesos de contratación de personal de las sociedades y organismos autónomos sean informados por la oficina municipal de Recursos Humanos con el fin de garantizar los criterios de igualdad, mérito y capacidad que ha quedado demostrado que la gestión clientelar del PP no garantizan”.

Alberto Cubero ha recordado el caso de la “falsa asesora de Natalia Chueca, hija de la gerente del Imefez y ex diputada del PP, Rosa Plantagenet-White”.

También en el Imefez, ha añadido, “una integrante de la lista municipal del PP en 2011 con Azcón, asesora del grupo Popular en la Diputación de Zaragoza los 12 años anteriores y en los cuatro posteriores jefa de gabinete del consejero de sanidad Ricardo Oliván obtuvo una plaza en este instituto municipal”.

En Zaragoza Vivienda el puesto de director técnico de la empresa municipal Zaragoza Vivienda, remunerado con 51.792 euros brutos anuales, ha sido para un candidato que antes había trabajado durante catorce años en dos empresas distintas con el actual gerente

“Por no hablar de otros modos de clientelismo”, ha añadido Cubero, citando dos titulares de medios de comunicación: “El Ayuntamiento de Zaragoza dispara las subvenciones a una ONG que emplea a familiares de un concejal del PP y desencalla operaciones inmobiliarias para favorecer a la familia del alcalde”.