Ranera ha criticado que el Área de Servicios Públicos y Movilidad se ha visto “sobrepasada”. Foto: PSOE

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza llevará una moción al próximo pleno de la ciudad en la que instarán al Gobierno de PP-Cs a acometer de manera “urgente” una búsqueda de soluciones para el conflicto del transporte público. El PSOE considera que es momento de “debatir la situación de la huelga” y de que el Ayuntamiento “se implique” porque los ciudadanos no pueden ir “hacinados” en el bus o el tranvía, ha denunciado la portavoz socialista, Lola Ranera.

Ranera ha criticado que el Área de Servicios Públicos y Movilidad se ha visto “sobrepasada”, porque en estos últimos casi 36 meses las huelgas están provocando “que los ciudadanos hagan largas esperas en las paradas de bus y tranvía y cuando consiguen subirse lo que estamos viviendo es que no se guardan las distancias mínimas de seguridad”. Como consecuencia, la portavoz socialista advierte de un nuevo aumento en el uso del coche en detrimento del transporte público, “una etapa que ya se había olvidado”.

Un cambio en el hábito del transporte “motivado por el desgobierno de Azcón y un alcalde a la fuga”. “Este alcalde que ha traicionado a Zaragoza porque sus réditos políticos y sus intereses son anteponer el PP y las decisiones de Casado y Génova a la situación de esta ciudad. Los ciudadanos se sienten abandonados, estamos en la mayor huelga de la historia de la movilidad y servicios públicos, y este alcalde tiene que actuar ya”, ha solicitado Ranera.

Asimismo, los conflictos laborales que afectan a los tiempos de espera y el aforo en los diferentes convoyes (buses y tranvías) están generando “pérdida de confianza”, porque “el transporte público no está a la altura de esta ciudad”. En esta línea, la portavoz socialista ha lamentado que “mientras otras ciudades hacen cambios, ésta se queda a la cola”, y que “hay barrios que están sufriendo muchísimo más esta falta de transporte público”.

Ayudas a la hostelería y el comercio, con el remanente del Presupuesto

Sobre la situación de la hostelería y el comercio de la ciudad, Ranera ha avanzado que se espera que haya un remanente de 40 millones de euros “que se ha dejado de pagar con el Presupuesto de 2021”, y con ese dinero desde el grupo socialista plantean que “se dedique dinero a la hostelería, y la ciudad de Zaragoza deje de criticar a otros gobiernos y se dedique a pensar en sus ciudadanos”.

Acerca de posibles soluciones en concreto, Ranera ha insistido en que las mejores pasan por “sentarse con la hostelería y el comercio y a partir de ahí generar un plan local para hacer actuaciones en materia de comercio y ayudas”. Puesto que el Gobierno de PP-Cs “sólo ha hecho microcréditos” y el de Zaragoza “es el único ayuntamiento de 300 que no ha incorporado el porcentaje que le correspondía en el 2021, por lo que los hosteleros van a dejar de ingresar estos 4 millones”, ha criticado.

NOTICIAS DESTACADAS