Los alumnos de Marianistas han unido manos y fuerzas para dejar su huella en el Bosque de los Zaragozanos

Los escolares celebran el Día de los Bosques con una plantación en el Bosque de los Zaragozanos

El campo de Jarandín junto al río Gállego en el barrio de Santa Isabel ha sido este lunes escenario de un especial acto de plantación en el que han participado cientos de escolares del colegio Marianistas que desde este mediodía ya cuentan con su propio árbol en el denominado Bosque de los Zaragozanos. Lo han hecho este 21 de marzo coincidiendo con el Día Internacional de los Bosques y siendo además una de las últimas plantaciones de este primer año de vida del proyecto.

Allí, los cursos de infantil y bachillerato se han unido en un acto de cooperación en el que han unido manos y fuerzas dejando ver el papel tan importante que tienen las nuevas generaciones frente al cambio climático. «Cooperación intergeneracional, el pensar más en los que vienen después que es algo que se está perdiendo. Es fundamental que pensemos en la gente que viene después y esto es algo que se ve en este proyecto», ha afirmado el director ejecutivo de Ecodes, Víctor Viñuales.

El acto, que ha contado además con la participación de destacados especialistas en este ámbito como Susana Domínguez, presidenta de Bosques Sin Fronteras, Fernando Ojeda, creador de la asociación ReForest, y Juan Barriuso, director de la cátedra de Bosques Urbanos de la Universidad de Zaragoza, ha servido además para hacer balance del cierre de esta primera ventana de plantaciones.

«Desde hace allá un año cuando empezamos a hablar de este proyecto y en tiempo récord hemos conseguido que este sea un proyecto que trascienda nuestra ciudad y nos sirva para pensar ya en la próxima ventana. Hoy acabamos la primera con unos 50.000 árboles plantados, pero ya pensamos en que en el segundo año se puedan plantar todavía más árboles y pueda llegar todavía a más personas», ha apuntado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

En concreto, en este período se ha conseguido llegar a casi 50 hectáreas en espacios tan diversos como los Montes de Peñaflor, Jarandín, Campos del Canal, en terrenos del Ministerio de Defensa, en el Parque del Agua y en Torrero-La Paz. En ellos, se ha contado con el apadrinamiento de 1.500 árboles directamente por vecinos de la ciudad a través de la web del Bosque, así como la participación de 5.500 escolares que ya se han sumado al programa de Educación Ambiental y más de 50 empresas que son ya colaboradoras del proyecto.

Aunque las plantaciones cesarán hasta el próximo otoño, la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ya ha anunciado que en las próximas semanas se podrán conocer detalles más exactos sobre el plan que se desarrollará en su segundo año. Por ahora, el objetivo es seguir trabajando en el proyecto sumando nuevos participantes, pero también sensibilizando sobre la importancia que tiene de cara a futuro la lucha contra el cambio climático.

LO MÁS VISTO