Así lo ha asegurado el consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, en la Comisión del Área celebrada este lunes. Foto: Laura Trives

Las 30 viviendas de alquiler público que se prometieron con la aprobación del PGOU para los antiguos depósitos de Pignatelli “no corren ningún peligro”. Así lo ha asegurado el consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, en la Comisión del Área celebrada este lunes. “La razón por la que no hemos sacado este suelo era porque no era atractivo para quien tuviera que realizar la inversión”, ha respondido Serrano a la interpelación presentada por el concejal socialista y portavoz del PSOE en la materia, Horacio Royo.

Royo ha recordado que la modificación del plan de ordenación urbana de estos suelos se aprobó en 2018 con un acuerdo unánime y a través de un proceso participativo que también integró a entidades vecinales. Por tanto, se trataba de un PGOU “muy potente que permitía acometer este proyecto”, refiriéndose a la construcción de las viviendas de alquiler. Royo ha puntualizado que esa modificación implicaba una enajenación de los suelos y que la plusvalía se destinaba a urbanizar el nuevo parque Pignatelli, introducir mejoras en el parque antiguo y llevar a cabo la construcción de equipamientos necesarios en el barrio y 30 viviendas de alquiler público.

“Llevaron a cabo la enajenación y en lugar de cumplir los acuerdos se limitaron a coger el dinero para la urbanización del nuevo parque y el resto de dinero irse a caja. De los equipamientos jamás se supo”, ha criticado el socialista, preguntando al mismo tiempo sobre una posible edificación de viviendas de protección oficial para compra. “Usted ha roto los acuerdos, me preocupa porque no se a quien se le puede pasar por la cabeza construir VPO en una de las zonas más lujosas”, ha expresado.

Serrano ha recriminado la “memoria selectiva” de Royo, aludiendo a que este proyecto “que pactó la izquierda se tumbó en los tribunales por un recurso del Gobierno de Aragón”. “Una parte de la licitación era para ejecutar el parque y el resto era para el Ayuntamiento, pero no había proyecto. No sabíamos lo que iba a costar, se sacó sin proyecto de urbanización”, ha puntualizado el consejero de Urbanismo. “Han dilapidado un acuerdo unánime, sencillamente porque nunca ha sido su prioridad la construcción de vivienda pública”, ha enfatizado por su parte Horacio Royo.

NOTICIAS DESTACADAS