La celebración de San Jorge en el parque del Huerto frisón se ha suspendido debido a la previsión de lluvias y no encuentran otro espacio a cubierto

Tras la reunión convocada el miércoles, 20 de abril, por la suspensión de la celebración del día de San Jorge en el parque del Huerto frisón debido a la previsión de lluvias y no teniendo otra opción ni lugar en el cual poder realizar dicho acto, el tejido asociativo y el tejido social del barrio de La Cartuja Baja ha decidido, entre otras acciones, concentrarse el próximo día 23, a las 12 horas, en la puerta del pabellón de La Cartuja Baja, como medida de protesta y reivindicación.

Ese día la Cartuja Baja no podrá celebrar el evento socio-cultural programado al no disponer de una opción alternativa. Una situación que, según han apuntado, «se viene repitiendo a lo largo de los últimos años». La Comisión de Fiestas de este barrio rural, ante la previsión de lluvias, comunicó a la Junta Vecinal la solicitud de trasladar la actividad al pabellón deportivo. Una solicitud que no se ha podido tramitar debido a los plazos administrativos que se requieren desde el Ayuntamiento de Zaragoza de como mínimo un mes de antelación. Por lo que, afirman, cualquier imprevisto o modificación resulta imposible.

Los vecinos de La Cartuja manifiestan en este sentido que, actualmente, no disponen de ningún espacio donde poder celebrar este tipo de eventos sin que se requiera de una previsión a tan largo plazo. Desde la Comisión de fiestas denuncian, además, la cantidad de documentación que tienen que presentar para cada uno de los eventos que se organizan. «Cada día resulta más farragoso y complicado poder cumplir con todos los requerimientos», han recriminado. De igual forma, añaden que, en algunas ocasiones, no es hasta el día anterior a la celebración del evento cuando reciben el decreto con el permiso para realizar la actividad.

«La actividades culturales, así como los eventos populares han sido, a lo largo de los años en el barrio de La Cartuja Baja, una herramienta de cohesión social, un modelo de participación y un motivo de relación intergeneracional. Por todos estos motivos solicitamos una reunión con las personas responsables del Ayuntamiento de Zaragoza donde poder establecer un protocolo que de solución a este tipo de situaciones», han explicado en un comunicado el tejido asociativos, las peñas y los vecinos de La Cartuja Baja.

NOTICIAS DESTACADAS