Foto del Ayuntamiento de Zaragoza
Vox ha añadido una moción transaccional en la que piden al Ayuntamiento una reducción de los impuestos sobre bienes inmuebles, actividades económicas, vehículos de tracción mecánica y el incremento de terrenos de naturaleza urbana

Este viernes se ha aprobado en el Ayuntamiento de Zaragoza una moción conjunta de los grupos de PP y Cs en la que instan al Gobierno de Aragón a “rebajar de forma inmediata” los impuestos autonómicos. La moción también pide instar al Gobierno de España a rebajar el IVA de los productos básicos al 4%, así como deflactar de forma inmediata el IRPF y a mantener la baja del IVA de la luz y del gas hasta que finalice el invierno. Vox ha añadido una moción transaccional en la que piden al Ayuntamiento una reducción de los impuestos sobre bienes inmuebles, actividades económicas, vehículos de tracción mecánica y el incremento de terrenos de naturaleza urbana.

Los puntos primero y segundo de la moción, que formaban el cuerpo central con las peticiones a los gobiernos de Aragón y España de las bajadas de impuestos, han sido aprobados con dieciséis votos a favor frente a quince en contra. La moción propuesta por Vox también ha sido aprobada con 28 votos a favor y solo tres en contra.

LA PRESENTACIÓN EN EL PLENO

La consejera de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza María Navarro ha sido la encargada de presentar la moción, una medida que considera “urgente y muy urgente”. Ha denunciado que tanto el gobierno de España como el gobierno de la comunidad están “recaudando a costa de las rentas medias y bajas la mayor recaudación de los últimos años.

Ha explicado que el Ayuntamiento “no tiene competencias en IRPF, que es lo que paga la generalidad de las familias y personas físicas, ni en sociedades, que es lo que pagan las pequeñas empresas de nuestra ciudad”. Así, exige la bajada de los impuestos para “la mayoría de la población de nuestra ciudad”, cifra que, ha hecho constar, representaría más del 54% de Aragón.

Ha asegurado que la ciudad de Zaragoza está “haciendo todo lo que podemos para ayudar a las familias, pero nosotros no recaudamos lo que recaudan otras administraciones”, frente a críticas de la portavoz del PSOE Lola Ranera sobre el voto negativo a un paquete de medidas municipales contra la inflación.

LA INTERVENCIÓN DE VOX

El concejal de Vox Julio Calvo ha agradecido la moción, pero ha considerado “errática” la medida del Partido Popular por el voto en negativo de una iniciativa en el Senado para “reducir la fiscalidad energética, el IVA y el impuesto especial sobre la electricidad. “Por un lado, están oponiéndose a todas las propuestas que está presentando Vox en este sentido para a continuación hacerlas suyas y presentarlas como propias”, ha asegurado.

Frente a “un aumento de la presión fiscal” del Gobierno de España y el Gobierno de Aragón, ha vuelto a pedir con una transaccional una bajada de impuestos municipales, sobre bienes inmuebles, sobre actividades económicas, sobre vehículos de tracción mecánica y sobre el incremento de terrenos de naturaleza urbana.

Ha asegurado que Aragón es en cuanto al IRPF “la segunda comunidad autónoma más cara” en los tramos más bajos. “Somos los primeros en patrimonio, somos los segundos en donaciones y somos los terceros en sucesiones”, ha asegurado, “oro, plata y bronce”.

LA RESPUESTA DE PODEMOS

Desde Podemos, el concejal Fernando Rivarés ha negado la afirmación de que Aragón sea la primera comunidad en presión fiscal, señalando que a enero de este año éramos la octava con un 31.2%. Utilizando el ejemplo de Madrid, ha señalado que han pasado desde ser la novena a ser la cuarta, “motivada por las falsas rebajas fiscales que practican, en las que se bajan los impuestos a los más ricos, pero no tiene ningún efecto positivo entre las clases trabajadoras”.

Ha denunciado que “utilizan” el debate de los impuestos “como una trampa”, porque el debate “no es si se suben o si se bajan sino si cumplen el mandato constitucional de sostener los gastos públicos”. Así, ha defendido el acuerdo del gobierno porque “el debate es qué impuestos bajamos a quienes y qué impuestos bajamos a quienes”.

“Es muy permanente la queja de su gobierno de que los ingresos son insuficientes”, ha admitido, pero ha aclarado que dependen del reparto de los impuestos de otras administraciones. Pedir bajadas de impuestos significaría así “menos dinero para los ayuntamientos”, lo que considera “egoísta” y de “una incompetencia fiscal intolerable”. Por todo esto, han votado en contra de la moción.

LA INTERVENCIÓN DE ZARAGOZA EN COMÚN

El portavoz de Zaragoza en Común, Pedro Santisteve, ha acusado que la moción busca “echarle un balón de oxígeno a Feijóo y aprovechar esa grieta que se abre en el Partido Socialista”. Denuncia al Ayuntamiento de Zaragoza de “cortoplacismo, todo vale y nada de políticas inclusivas”.

Ha utilizado el ejemplo de los altos impuestos en Estados Unidos e Inglaterra antes de las eras Reagan y Thatcher, que provocaron que “se reduzca el crecimiento de la renta nacional a la mitad”. “Ustedes, no sabemos, no los hemos oído hablar nunca de lo que consideran una sociedad justa”, ha declarado.

Ha aludido a la desigualdad de propiedad en la sociedad española preguntando qué modelo de igualdad tiene el Partido Popular. “Cuando ustedes se podían haber puesto de acuerdo con el partido socialista para la renegociación de reformar la financiación de las administraciones locales, ¿qué propuesta han hecho?», ha preguntado, declarando después que la situación es “una vergüenza”.

También ha criticado el “dumping fiscal” de la Comunidad de Madrid, declarando que “nos están tomando el pelo al resto de las autonomías”. Ha aludido a la insostenibilidad de un sistema impositivo en el que “pague más la renta del trabajo que la del capital”, anunciando su voto en negativo.

LAS CRÍTICAS DEL PARTIDO SOCIALISTA

El consejero socialista Alfonso Gómez ha criticado que el Ayuntamiento con mayor financiación de la historia de la ciudad “exija a otras administraciones que nos financien mejor”. Ha denunciado que el Ayuntamiento “no sabe en que gastar el dinero que tiene”, criticando que no se ejecuten las ayudas ni las intervenciones sociales.

Ha criticado también que el Ayuntamiento no reduzca impuestos en sus competencias. “No se olvide que usted renunció a setenta millones durante la pandemia”, ha declarado, “déjese ya de victimismos”. Ha anunciado que votarán no por la falta de conversación del gobierno municipal frente a la búsqueda de conversaciones del Gobierno de Aragón o el de España, defendiendo las medidas contra la inflación que han anunciado ambas instituciones.

LA DEFENSA DE CIUDADANOS

La vicealcaldesa y portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, ha cerrado el debate criticando las quejas “de que traigamos mociones pidiéndole cosas al Gobierno de Aragón y al Gobierno de España”, declarando que “a quien haga falta pediremos cosas para los zaragozanos”. “La realidad es que hay una subida de tipos de interés”, ha añadido, “y tenemos la cesta de la compra más cara de los últimos treinta y cuatro años”, declarando que “no podemos quedarnos con los brazos cruzados”.

Fernández ha declarado que “el Ayuntamiento vamos a aceptar la transaccional que hace Vox”, explicando que el Ayuntamiento ya ha bajado el IBI al mínimo legal. Sobre el plan de Ranera, declara que han votado en contra porque es “inviable” y “nosotros lo que hacemos son cosas reales”.

Ante los datos de la presión fiscal de Rivarés, ha dicho que “sus datos no son ciertos”, aludiendo a los datos del Registro de Asesores Fiscales del Consejo General de Economistas. Ha criticado que la oposición “se están olvidando de las clases medias trabajadoras”, también el Gobierno de España “tres cuartos de lo mismo”. Ha considerado las medidas del Gobierno de España insuficientes, declarando sobre la bajada de impuestos de los productos de higiene femenina que “las mujeres también comemos”.

LO MÁS VISTO