Brazo de una persona mayor en silla de ruedas
Los fondos se dividirán en las tres anualidades previstas para su construcción

El Gobierno de Aragón ha dado luz verde en el último Consejo a una inversión en tres años de 7,4 millones de euros para la construcción de la residencia de mayores de Ateca. Esta cantidad procede de los Fondos Europeos Next Generation y se divide en 280.250,75 en 2022, 4.477.709,33 en 2023 y 2.707.865,97 en 2024, cuando está previsto que concluyan los trabajos. Próximamente saldrá a licitación.

El proyecto consta de tres edificios repartidos en más de 4.000 metros cuadrados, ubicados en una parcela cedida por el ayuntamiento de la localidad. En el primero de ellos, se habilitarán cuatro unidades de convivencia con 56 plazas. A su vez, tendrán diez habitaciones individuales, dos dobles y espacios comunes. Está previsto también incluir un centro de día para hasta 30 usuarios, de manera que se puedan dar respuesta a las necesidades de los mayores de la zona.

En el segundo, se encontrará el hogar de mayores y en el tercero un espacio multiusos. A través de este tipo de instalaciones, ha asegurado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, se busca ahondar “en el nuevo modelo de cuidados” enmarcados dentro del “Plan del Mayor – Generación de cambio”, del IASS.

Antes, ha lamentado, la pandemia, especialmente dañina en las residencias, no permitió poner en marcha este tipo de proyectos. La mejora de la situación sanitaria, unida a la llegada de fondos desde Europa, facilitan que se pueda “plasmar esa idea de atención central a la persona”.

OTRO PROYECTO EN MARCHA EN VALDEFIERRO

Además de la de Ateca, Broto ha recordado que está en marcha el proyecto de otra residencia de mayores en Valdefierro, Zaragoza. Se ubica en los terrenos del antiguo reformatorio de El Buen Pastor, cuyo derribo arrancó este verano. También se enmarca dentro del Plan del Mayor e, igualmente, está financiado por fondos europeos.

Recurriendo a esta partida se publicó una convocatoria de 12,5 millones en ayudas a las residencias titularidad del IASS, de cara a introducir ese nuevo modelo de cuidados y mejorar el equipamiento. A esta línea de ayudas, ha añadido Broto, también se pudieron adherir los usuarios de residencias de ámbito concertado. Se trata, dice, de una “interpretación amplia para la gestión de residencias de mayores y personas con discapacidad”.

NOTICIAS DESTACADAS