Las obras de mejora de la Casa Amparo estarán listas en cuatro meses

La Casa de Amparo de Zaragoza renueva sus instalaciones con unas obras que se centran en la zona noroeste. Tendrán una inversión de 513.000 euros y estarán terminadas en cuatro meses.

Los consejeros de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano, y de Acción Social, Ángel Lorén, han visitado esta mañana los trabajos y han destacado las mejoras que supondrán tanto en la prestación del servicio como en la calidad a la hora de atender a los residentes.

Las actuaciones renovarán la distribución de las habitaciones que pasarán a ser cinco, así como la mejora de la zona geriátrica y de un despacho multiusos. Las nuevas habitaciones resultantes contarán asimismo con baño privado, para lo que se tiene que acometer una actuación integral de saneamiento y fontanería, así como la redistribución del tabicado. Las obras las realiza Construcciones Iberco.

Serrano ha señalado que la zona de actuación corresponde al ala noreste de la residencia municipal Casa Amparo y comprende tres áreas situadas en la planta baja, en la primera planta y en la planta tercera baja. Las tres áreas de actuación son de planta rectangular y accesible desde el propio edificio. Dos de sus cerramientos están en contacto con el exterior y los otros dos con el resto del edificio. Unas obras de centros residenciales que se suman a las de la ampliación del Albergue municipal.

La Casa de Amparo ocupa desde 1871 el pabellón construido a tal efecto en un solar que anteriormente estuvo ocupado por el Convento de Santo Domingo (fundado en 1260 y construido en su mayor parte en el siglo XIV), quedando de dicho convento únicamente la nave del dormitorio (actualmente la Iglesia de la Casa de Amparo) y el refectorio (hoy en día Centro de Documentación del Agua y Medio Ambiente).

NOTICIAS DESTACADAS