Estadio de la Romareda
El PSOE mantiene su voto en contra | Foto: Carlos Burillo

El proyecto para la construcción de una nueva Romareda en su ubicación actual sigue adelante. El pleno de Zaragoza ha acordado por mayoría este martes la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que permitirá ampliar los metros cuadrados de la parcela del campo de fútbol. En concreto, el espacio pasará 40.068 metros cuadrados actuales hasta los 47.399.

La modificación, sin embargo, no ha salido adelante sin antes volver a generar cierto enfrentamiento entre los grupos municipales. Y es que, mientras Podemos y Vox han dado su apoyo al equipo de gobierno para sacar adelante la modificación, Zaragoza en Común se ha abstenido y el PSOE ha emitido su voto en contra.

En el caso de Podemos, su voto favorable se ha debido al compromiso del concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, de utilizar los metros cuadrados sobrantes de la parcela que ahora se incorpora al estadio para desarrollar la denominada Ciudad del Deporte. Además, tal y como también pidió su portavoz, Fernando Rivarés, se buscará que el nuevo campo siga siendo de titularidad pública.

Por su parte, Vox condicionaba su voto a evitar que la ciudadanía sufragase el coste del estadio. Ahora, ha apuntado Serrano, ante la posibilidad de que los costes sean afrontados por un inversor como el Real Zaragoza, «no se retraerán recursos y nos permitirá centrarnos en otras prioridades». En su posición, Zaragoza en Común, tal y como ha transmitido su portavoz, Pedro Santisteve, aunque se han abstenido, siguen manteniendo que su prioridad sigue siendo otra, en este caso, la reforma del campo actual.

EL PSOE SE DESMARCA DEL CONSENSO POR LA ROMAREDA

El único grupo municipal en mostrarse contrario a la modificación del PGOU, al igual que ya ocurrió en la comisión Urbanismo previa al pleno de noviembre, ha sido el PSOE. Su concejal, Horacio Royo, ha acusado al equipo de gobierno de no querer que su grupo «estuviese en ese acuerdo de ciudad» y le ha reprochado la «falta de negociación» con ellos y la «opacidad» en todo el proceso.

En respuesta, el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha pedido en varias ocasiones a la portavoz del PSOE, Lola Ranera, que explique cuál es su alternativa para construir un nuevo estadio y que además este llegue en el plazo necesario para seguir optando a ser sede del Mundial en 2030. Ranera, por el contrario, ha preferido no intervenir y, posteriormente, ha justificado su decisión afirmando que «a seis meses de las elecciones un no proyecto de La Romareda lo plantea un alcalde que se va y un consejero de Urbanismo que no llega”.

AZCÓN PLANTEA QUE ESTE ES EL MEJOR PROYECTO DE LA HISTORIA

El alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, también ha querido pronunciarse una vez finalizada la votación. Se ha mostrado agradecido a quienes han hecho posible que el proyecto continúe adelante y ha afirmado que, si el resultado de la votación ha sido favorable, es porque el proyecto «es el mejor que se ha presentado nunca en el Ayuntamiento de Zaragoza«. Además, ha incidido en que esto tiene una relación directa con que todos los proyectos que se habían impulsado hasta ahora se pagaban desde las arcas municipales, mientras que este «no costará un euro a los contribuyentes«.

Azcón se ha dirigido además de manera directa al grupo municipal socialista. Les ha recriminado que «mientan» cuando dicen que el equipo de gobierno no ha querido llegar a un acuerdo con ellos y les ha acusado de tener «intereses electorales y propios de su partido«.

LO MÁS VISTO