Plaza del Pilar
Las luces también han sido las grandes protagonistas, con la novedad este año unas letras enormes de “ZGZ” que presidían la entrada al espacio de Dreamland

La plaza del Pilar ha sido el corazón navideño de la capital aragonesa desde que la Muestra abrió el pasado 2 de diciembre y este domingo ha sido el último día para disfrutarla. La ilusión, la magia y las aglomeraciones han vuelto a llenar el centro de Zaragoza tras dos años de restricciones por la pandemia. Los que se han acercado han podido disfrutar de actividades para toda la familia como visitar a Papa Noel, bajar en trineo, beber vino caliente o patinar sobre hielo.

Tanto zaragozanos como visitantes se han acercado este domingo para dar un paseo, hacer las últimas compras o ponerse los patines antes del cierre definitivo hasta el año que viene. Los asistentes han destacado la acertada distribución de los espacios, además de las novedades que se incluyen cada año, lo que hace que “más gente quiera acercarse a la plaza del Pilar”.

El tradicional recorrido del Belén ha sido uno de los mayores atractivos, con las más de cien figuras que recrean además oficios aragoneses. A él se unían un año más el árbol de los deseos, esta vez en formato renovado, donde los zaragozanos han volcado sus anhelos para 2023. También el tobogán de 38 metros ha recibido a los más atrevidos, así como la pista de hielo más grande de la ciudad.

UN BALANCE POSITIVO DE LAS CASETAS DEL PILAR

También son características de la estampa navideña del Pilar las casetas, y en esta ocasión había un total de 40. En ellas se ofrecía artesanía artística y agroalimentaria, con todo tipo de productos para los visitantes. Para comer también había varias tabernas para disfrutar de alimentos típicos navideños como el vino caliente.

El balance de los trabajadores es positivo en una Navidad que devolvía la normalidad al centro de Zaragoza. A pesar del mal tiempo estos últimos días, que ha frenado un poco la afluencia, han afirmado “estar muy satisfechos” y con la gente que se ha acercado “muy agradecida y contenta”.

EL BRILLO DE LAS LUCES Y LOS MÁS PEQUEÑOS EN ESPACIO DREAMLAND

Las luces también han sido las grandes protagonistas, con la novedad este año unas letras enormes de “ZGZ” que presidían la entrada al espacio de Dreamland, junto a un arco floral del que colgaba el tradicional muérdago. En este espacio los más pequeños han podido disfrutar de un tiovivo, un tren navideño y hasta visitar la casa de Papa Noel.

Además, entre los propósitos de este año estaban que la Muestra fuera más ecológica, con menaje biodegradable y el uso de eco bolsas. También se ha impulsado la reducción del consumo energético y de la contaminación acústica, así como el propósito de que la mayoría de los alimentos sean de kilómetro 0.

LO MÁS VISTO