La manifestación, en la plaza Santo Domingo
La marcha ha recorrido la calle Predicadores, con una gran presencia de los vecinos del barrio

El Buñuel se queda”, “no se rinde” o “barrios vivos y solidarios”. Son algunos de los lemas que han concentrado este sábado a cientos de vecinos en la plaza Santo Domingo de El Gancho, a las puertas del CSC Luis Buñuel, para protestar contra el desalojo del centro, programado para este lunes.

En esta jornada, una más dentro de las movilizaciones programadas hasta el lunes, personas de todas las edades han querido defender y poner en valor la labor de las actividades que se desarrollan dentro del antiguo instituto como motor comunitario y social.

Desde la plaza, dos mujeres miembros de la Asociación Luis Buñuel, obligada a dejar el edificio, han leído un manifiesto. En él, se recogían las distintas iniciativas emprendidas desde 2011 “por y para el barrio”, con la participación de más de 40 entidades vecinales de carácter social. “Cualquier persona puede participar” y eso es precisamente lo que a su juicio desaparecería con el cierre del CSC y la posterior apertura de un centro cívico para mayores. Un proyecto que, además, consideran que no sería viable.

“LOS CENTROS SOCIALES SON UNA REALIDAD”

Estas manifestantes han destacado que son los vecinos los que dan vida al Buñuel. Ellos y su capacidad de “decidir” sobre las actividades son el espíritu del antiguo instituto. Algo que hacen extensible al resto de centros sociales de las demás ciudades, como “Madrid o Barcelona”. Este tipo de iniciativas “son una realidad”, aseguran, y por ello el Ayuntamiento de Zaragoza debería tenerlas en cuenta.

En una fría tarde, vecinos y colectivos han apoyado a la Asociación Luis Buñuel

La olla y el ropero solidario, las labores de apoyo desarrolladas durante la pandemia y las actividades culturales son algunas de las cuestiones que han destacado en el texto. Además, insisten en que el edificio y la Asociación cumplen “de sobra las demandas del barrio. Tras la lectura del manifiesto, la marcha ha salido desde Santo Domingo hasta la plaza del Pilar, atravesando sin incidentes la calle Predicadores.

A pocas horas del desalojo, los distintos colectivos han reforzado su presencia en el Buñuel tras conocer que funcionarios del consistorio intentaron cambiar la cerradura este fin de semana. Es más, se ha convocado a los vecinos para hacer turnos de noche y el lunes esperarán desde primera hora.

LO MÁS VISTO