Las lonas están en estado deplorable. Fotos: Laura Trives

El frente fluvial de la Expo de Zaragoza albergaba unas plazas temáticas llenas de vida y era una de las zonas estrella del meandro de Ranillas. Quince años después este espacio ha sido castigado fuertemente por la dejadez de las instituciones y el vandalismo.

Si un ciudadano se aventura por el espacio más próximo a la ribera del Ebro será testigo, durante el recorrido, de la decadencia que sufre esta emblemática parte, al contrario que la zona del recinto de empresarial, que está mucho mejor cuidada.

Estado en el que está el mosaico del frente fluvial

El Mosaico de las Ciudades del Agua es una sombra de lo que fue y solo se conserva el 30% de sus piezas. Las pérgolas con lonas con los nombres de los países están colgando y los bancos están deteriorados y repletos de pintadas. Además, diversas zonas del Parque del Agua Luis Buñuel se encuentran valladas desde hace meses.

El vicepresidente de la Asociación Legado Expo, Miguel Ipas, ha recordado que tres de los edificios más emblemáticos siguen sin uso: el Pabellón de Aragón, el Pabellón de España y la Torre del Agua.

Algunas zonas están llenas de pintadas

“Es un desastre. No hay un mantenimiento específico y está todo lleno de desperfectos. Las lonas de las zonas de sombra están todas caídas y faltan muchas de ellas”, ha denunciado.

Ipas ha pedido frenar este desaguisado y revertirlo. También ha reclamado que se impulse la señalización para poner en valor lo que fue la Expo y lo que significó para la ciudad. “Se le requirió al Ayuntamiento, pero nos contestaron que no había presupuesto”, ha sostenido.

RÉCORD DE TURISTAS EN LAS VISITAS GUIADAS

Desde la Asociación Legado Expo reclaman a las administraciones que pongan fin a este abandono y falta de mantenimiento para que devuelvan a la vida esta parte de la Expo, ya que actualmente “da pena pasear” por su entorno.

Las columnas del Pabellón de España muestran el deterioro de la infraestructura

Aseguran que con “trabajo” podría convertirse en un atractivo más de la ciudad, que atraería a turistas y visitantes. Y es que el año pasado, esta asociación que promueve todo lo relacionado con la Muestra Internacional batió todos los récords con las visitas guiadas que hace a lugares emblemáticos como la Torre del Agua, que cerró el año con 3.075 visitantes. Además, hasta 205 grupos de zaragozanos y turistas pudieron conocer lo que supuso el icono de la Expo y el Splash.

Desde Legado Expo esperan que la reapertura del Pabellón-Puente, prevista para la primavera de este año, suponga un revulsivo para que las administraciones se centre en las partes del frente fluvial más degradadas y comiencen a recuperarse.

LO MÁS VISTO