Unas 9.000 personas han llenado la Tribuna del templo zaragocista. Foto: Laura Trives

Los Reyes Magos ya han hecho las delicias de los más pequeños que se han acercado hasta La Romareda horas antes de la gran noche, donde Sus Majestades llevarán regalos y felicidades a los hogares de todo el planeta. Unas 9.000 personas han llenado la Tribuna del templo zaragocista, aguantando el frío helador que está azotando la capital aragonesa en esta víspera del Día de Reyes.

Ha sido, no obstante, un aterrizaje algo accidentado, ya que Melchor, Gaspar y Baltasar han tenido que entrar a pie al estadio, ya que la densa niebla ha impedido al helicóptero descender en mitad del césped. Eso ha hecho que los asistentes hayan tenido que esperar una hora hasta ver a los Reyes, que, además, se han ido con recuerdos, ya que el alcalde, Jorge Azcón, ha entregado una camiseta del Real Zaragoza a cada uno de ellos, la blanquilla, la avispa y la “cachirulo”.

Una vez han hecho su espectáculo en La Romareda, los Reyes se han dirigido al centro de la ciudad para comenzar la tradicional cabalgata, este año, por fin, sin ningún tipo de restricción por la pandemia.

1 / 11

LO MÁS VISTO